Convertido en webmaster de páginas porno

      No hay comentarios en Convertido en webmaster de páginas porno

El primer ingeniero familiar del que quiero hablaros es mi primo Adolfo, que se hizo todos los cursos habidos y por haber sobre informática, y que cuando por fin se decidió a empezar a trabajar, se convirtió en algo así como la oveja negra de la familia. ¿Por qué, si el hombre había pasado más de una década estudiando como un loco, y ahora podía dedicarse a lo que le gustaba? Pues porque al pobre se le ocurrió hacer una página web sobre maduras follando, ni más ni menos.

Sí, como habréis adivinado, mi primo utilizó sus conocimientos informáticos y de internet para incursionar en el negocio del porno online. En poco menos de un año, había diseñado y desarrollado un cuantioso número de webs dedicadas a los videos porno, pero al parecer, la que más éxito tenía, y la que empezó a darle pingües beneficios, fue una donde se podía disfrutar viendo numerosas madres maduras teniendo sexo como poseídas. Y eso fue la causa de su caída en desgracia en la familia.

No quiero ni contarte, aunque seguro que ya te lo puedes imaginar, el escándalo que se montón entre las matronas del clan familiar, cuando se supo que el pobre Adolfo se ganaba la vida exhibiendo mujeres, y sobre todo madres de familia que se denominaban así sin ningún pudor, realizando las prácticas sexuales más aberrantes (bueno, esa era su opinión, yo les eché un vistazo y tengo que reconocer que quedé más que encantado con sus actividades, jeje).

Así, este informático de vocación y webmaster por afición, de pronto se vio desahuciado y comprobó cómo le hacían el vacío en buena parte de la familia; sin embargo, para otra parte de ella, se convirtió en algo así como un ídolo, porque yo, que en aquellos entonces también estudiaba informática, me quedé maravillado con aquel despliegue de porno gratuito del que mi primo era partícipe, aparte del diseño de sus webs, que me  pareció magnífico. Pero bueno, esto último no importaba a todos estos miembros de la familia que empezamos a seguir su trabajo asiduamente, porque las imágenes de aquellos golfas maduras y no tan maduras, realmente acapararon nuestras mentes y hasta nuestros sentidos.

Y en fin, por culpa de Adolfo, cuando mis padres supieron que yo también quería dedicarme a estudiar informática, se armó un poco de revuelo, que supongo se extendió al resto de parientes, aunque yo hice oídos sordos e incluso usé la técnica del avestruz, esto es, permanecer lejos de reuniones familiares durante un tiempo. Muchos temían que yo también me lanzara de cabeza al contenido xxx online, pero aquí entre nos, mi primo es un artista y no creo que sea capaz de igualarlo, y además me encanta el trabajo que hacer, así que por ahora disfrutaré de su labor y yo seguiré con este blog.

Un mundo que avanza día a día

      No hay comentarios en Un mundo que avanza día a día

Teniendo en cuenta que cuando hablamos de ingeniería, nos referimos a toda aquella ciencia relacionada con la investigación y desarrollo de toda aquella tecnología que ayuda a satisfacer y mejorar las necesidades de la sociedad, no es algo que se tenga que tomar a la ligera, aunque no todo el mundo es consciente de ello. Y es que eso se nos ha hecho tan cotidiano, que no acertamos a darnos cuenta del trabajo y estudio que eso acarrea, pero por suerte muchas mentes ávidas de conocimientos se interesan por esto, con lo que todo sigue adelante con mayor o menor rapidez.

El mundo de la ingeniería es apasionante, y lo mejor es que tiene un montón de vertientes que, por poco que te interese esta ciencia, siempre encontrarás alguna especialización a la que engancharte. Yo vengo de una familia de ingenieros, diez se pueden contar entre los integrantes de ella, y os puedo asegurar que ninguno hemos llegado a tener ninguna asignatura en común, más allá de algunas nociones de matemáticas o física. Lo que intento decir es que cada uno hemos elegido una rama distinta, pero quedaron tantas que todavía podríamos esperar que otros parientes se dedicaran a ello, y seguro que tampoco repetiríamos la especialización, jeje.

En casa tenemos de todo: informáticos, físicos, peritos agrónomos… y una larga lista de profesiones que no contaré ahora, pero que no está nada mal para ser una familia de clase media, que claramente ha logrado superarse. Aunque a mí, la verdad, lo que me motivó no fue precisamente el status social ni el sueldo que se pudiera llegar a ganar, sino el estar en un campo que ayuda a cambiar todo lo que nos rodea, mejorándolo y haciendo que con cada nueva innovación el mundo se sorprenda por un momento, hasta que acaba aceptándolo como algo normal y cotidiano.

Hace tiempo que tenía ganas de escribir un blog así, lleno de novedades y noticias interesantes, pero también de las vivencias que experimentamos aquellos que nos dedicamos a las ingenierías. Somo personas de carne y hueso, aunque eso de ser “ingeniero” todavía suene a algo así como un ser superior. No lo somos, y aunque tenemos que estudiar y prepararnos duramente para alcanzar ese título, también nos divertimos con las cosas más simples y corrientes. Eso lo comprobaréis si leéis estas páginas, os daréis cuenta de qué normales podemos llegar a ser, jeje.

Aquí tenéis también vuestra casa si queréis compartir  también algunas de vuestras vivencias, sobre todo si también sois estudiantes de alguna ingeniería o ya pertenecéis a este gremio. Cambiar impresiones y experiencias nos enriquecerá a todos, ya lo veréis.